¿Cómo está afectando la crisis de la COVID-19 al modelo de negocio de la agricultura?

Jesús Navarro

27/ 01 / 2021

    7 min

Con la llegada de la COVID-19, los consumidores nos hemos visto obligados a cambiar nuestros hábitos de compra y consumo. Los últimos datos de consumo en el hogar, ofrecidos por el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación, ponen de manifiesto que, durante la novena semana del confinamiento, del 11 al 17 de mayo, se produjo un crecimiento del 34% del consumo de hortalizas y patatas, y de un 16,5% en el de las frutas frescas (principalmente cítricos), con relación a la misma semana del año anterior. Esto muestra una evolución muy positiva de la demanda y demuestra la enorme asociación que el consumidor establece entre los productos agrícolas y la salud.

A esta evolución, hay que sumarle dos factores más. Por un lado, el crecimiento de la tendencia de sostenibilidad, pues tanto los productos de proximidad como los productos en base a proteínas vegetales crecieron a tasas muy elevadas. Y, por otro, el enorme crecimiento del e-commerce, canal que estaba creciendo hasta ese momento a tasas muy reducidas.

De este modo, podríamos pensar que el sector de la agricultura ha sido uno de los pocos sectores beneficiados por esta crisis. Pero esto no es del todo cierto, ya que se le unieron varios factores que revelan una continuidad de sus problemas estructurales.

Desde la perspectiva de la producción, los informes semanales de coyuntura del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación ponen de manifiesto que muchos productos agroalimentarios han sufrido drásticas caídas de los precios pagados a los agricultores. Así, por ejemplo, el precio medio de la berenjena, el pepino o la fresa ha caído por debajo del 60% en mayo de 2020 respecto al mes de mayo de 2019; al igual que el calabacín (-41,4%) y el plátano (-36,5%). Por otro lado, continúan creciendo las importaciones (+7%) de productos agrícolas, lo que presiona aún más a los precios de los productores nacionales.

Todo ello, en un contexto donde las grandes cadenas de alimentación y los intermediarios han sido los beneficiarios de las subidas de los precios al consumidor, aumentando así sus márgenes comerciales. El precio de la verdura, como la alcachofa, el calabacín, la cebolla y la lechuga, se multiplicó entre siete y diez veces desde el campo hasta el punto de venta durante el mes de mayo, en pleno confinamiento, según la organización agraria COAG.

Además, los costes intermedios han crecido un 3,6% y el peligro potencial al contagio de la mano de obra por el virus ha agravado, en algunos casos, la situación de escasez de mano de obra que estructuralmente viene sufriendo el sector, amenazando la cosecha de frutas y verduras del verano.

La resultante es una pérdida de la renta del agricultor. Porque, aunque los últimos datos disponibles del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación nos muestran que la Renta Agraria de 2019 refleja un descenso del -8,4% en términos corrientes, nada hace pensar que esta tendencia haya variado. Más bien lo contrario.

Llegados a este punto, la conclusión es que es necesario reinventar el actual modelo de negocio de la agricultura de manera urgente. Somos conscientes de que situaciones como las que actualmente vivimos no ayudan a centrarnos en el medio y largo plazo sino en la supervivencia. Pero lo que las crisis pasadas nos han enseñado es que, durante su vigencia, las reglas del mercado cambian y mientras muchos se centran en la supervivencia, otros aprovechan las nuevas oportunidades para relanzarse y salir reforzados tras ellas, produciendo un cambio en los líderes del mercado.

Por ello, nuestra recomendación es no olvidar las tendencias de cambio subyacentes y actuar para salir reforzados tras la crisis. Solo así podremos mantener nuestra ventaja competitiva en el mercado.

Desde BANKIA FORWARD by INNSAI hemos analizado con profundidad estos cambios y animamos a las empresas del sector a que accedan a esta información, que puede ayudarles en ese proceso de reinvención.

Por ello, le invitamos a asistir a nuestra Jornada Agro 2021: Explorando oportunidades en tiempos de crisis, que tendrá lugar el próximo día 28 de enero. En la Jornada, profundizaremos en las innovaciones que se están produciendo a través de casos reales, los cuales no solo nos ayudarán a construir una estrategia de diferenciación competitiva más sostenible, sino también a ofrecer una experiencia de cliente superior como principal ventaja competitiva y maximizando los beneficios del negocio a largo plazo.